Tecnología

¿Conoces la diferencia entre apagar, suspender e hibernar?

shutterstock_366591017

Cada vez que finalizas, momentánea o definitivamente, la actividad con tu ordenador y te diriges al menú inicio de tu PC, probablemente te asalte la duda en más de una ocasión: ¿qué diferencia existe entre apagar, suspender e hibernar? ¿Es una más ventajosa que otra? ¿Qué debo hacer según el caso? Hoy te damos detalles sobre todas estas opciones.

Apagar: es la opción más recomendable cuando no vamos a hacer uso del ordenador durante un largo periodo de tiempo, como por ejemplo a partir de dos días. El apagado consiste en un corte de consumo de energía tras el que el ordenador deja de tener actividad. Previamente  se cierran todos los programas y se elimina el contenido de la memoria y de los ficheros temporales. Por tanto, hemos de salvar las sesiones de los programas y los documentos que tengamos abiertos, pues tras el apagado se perderían si no realizamos esta acción de guardado.

Suspender: se trata de desactivar y detener el equipo sin apagarlo, almacenando la información de la sesión en la memoria RAM. Al suspender el ordenador, este entra en un modo de ahorro de energía mínimo y se utiliza exclusivamente la energía necesaria para mantener encendida la memoria RAM. Precisamente debido a ese ahorro mínimo, el nuevo arranque del equipo será más rápido que en la hibernación y mucho más veloz que en el apagado. Al reanudar sesión encontraremos las ventanas abiertas tal y como las dejamos antes de suspender el equipo. Eso sí, si se corta la energía eléctrica y nuestro ordenador se encuentra en suspensión, los datos que no se hayan guardado se perderán.

shutterstock_210409984

Hibernar: la hibernación estuvo inicialmente diseñada para los ordenadores portátiles y consiste en interrumpir una sesión abierta, para después poder iniciar nuevamente la actividad conforme se dejó antes de hibernar, sin por ello perder datos de ningún tipo. Se trata de un modo de ahorro de energía eficiente y más completo que el que se consigue con la suspensión, ya que con la hibernación el equipo se apaga totalmente. Por tanto, hibernar es recomendable cuando el periodo de inactividad previsto va a ser más largo. De cortarse el flujo eléctrico que abastece nuestro pc, no se perderían los datos de la anterior sesión, pues con la hibernación se crea un sistema de respaldo de datos en el disco duro.

Como ves, cada caso está indicado para situaciones diferente, determinadas sobre todo por el tiempo que va a transcurrir entre el momento en que dejamos de hacer uso del ordenador y aquel en el que retomamos nuestra actividad con él. En lo que no deberías perder ni un segundo es en decidirte a cambiar tu conexión a internet y elegir una de las ofertas de Oceans. Aquí tienes todos nuestros productos de telefonía móvil, fija e internet, los más ventajosos del mercado, que puedes contratar llamando al 1770 o a través de nuestra web.

You Might Also Like