Miscelánea Móviles

Se me ha mojado el móvil: ¿qué hago?

Agua movil.blog

Un móvil se puede mojar accidentalmente en cualquier época del año: un vaso de agua que se derrama demasiado cerca de nuestro teléfono, una inesperada caída en el lavabo mientras tenemos el grifo abierto, etc. Sin embargo, en verano esta probabilidad aumenta considerablemente debido a que pasamos mucho tiempo cerca del agua, ya sea en la piscina o en la playa, y es mucho más fácil que nuestro teléfono acabe mojado. Si esto ocurre, haz caso a los consejos que te damos a continuación y quizás puedas devolverle la vida a tu querido móvil.

No lo enciendas

El primer impulso cuando se nos moja el móvil es secarlo con cualquier cosa que tengamos a mano y tratar de encenderlo para ver si funciona o lo hemos perdido para siempre. ¡Grave error! Si lo enciendes sin secarlo como es debido, podrías provocar un cortocircuito y fundir alguno de sus componentes.

Si se moja con agua salada

No es lo mismo salvar a un móvil al que se le ha caído un vaso de agua dulce encima que a uno que se ha dado un baño en el mar. Esta agua es muy perjudicial para nuestro teléfono por el salitre ya que deteriora sus elementos. Ni siquiera los modelos resistentes al agua escapan de los efectos del agua salada, dado que las pruebas a las que son sometidos se realizan con agua dulce. ¿Qué hay que hacer en este caso? Antes que nada, volver a sumergirlo en agua dulce, del grifo por ejemplo, para limpiar los restos de sal. Después, continúa con las instrucciones que te proporcionamos.

Extrae la batería, la tarjeta SIM y la de memoria

La batería es el elemento más vulnerable al agua de nuestro teléfono. Por eso, si se moja tenemos que extraer la batería y secarla lo más rápidamente posible. Haz lo mismo con la tarjeta SIM y la de memoria, en caso de tenerla. 

¿Cómo seco el teléfono?

Para secar tu teléfono utiliza papel de cocina o un trapo absorbente. Evita agitarlo porque puede que alguna gota se cuele en el interior de su mecanismo. Y ni se te ocurra usar un secador o introducir el teléfono en el microondas como aconsejan algunos foros de la red, con esas acciones solo conseguirás el efecto contrario: dejar inservible tu teléfono. Como mucho, déjalo cerca del ventilador del ordenador o del televisor sin exponerlo directamente al aire caliente.

La humedad residual: el gran problema

Por mucho que seques a conciencia tu móvil, siempre quedará algo de humedad residual. En este sentido, puedes recurrir al remedio del arroz porque sí, funciona. Prepara un cuenco con arroz e introduce las diferentes partes de tu móvil en su interior, de forma que queden bien cubiertas y mantenlo dentro alrededor de 24 horas. La arena de la playa e incluso de gatos también es eficaz, por si acaso no tienes arroz en casa.

El truco del alcohol

Nos referimos al alcohol de toda la vida, el que nuestra madre guarda en el botiquín. Este alcohol posee una gran pureza que provoca que se evapore sin dejar rastro al mismo tiempo que elimina el agua y/o humedad del teléfono.

Ten paciencia

Recuerda esperar 24 horas antes de volver a montar el móvil e intentar encenderlo. Si no funciona, vuelve a introducirlo con el arroz y espera otras 24 horas en busca de una segunda oportunidad.

Ten en cuenta que las garantías no cubren los daños por agua, por lo que, si nada de esto funciona, no te quedará más remedio que comprarte un móvil nuevo.

You Might Also Like