Miscelánea Móviles Tecnología

La vida antes del smartphone

Llamar timbre_blog

La llegada del smartphone nos ha cambiado la vida hasta puntos insospechados. Muchas de las rutinas que eran habituales en la década de los 90 e incluso en la de los 2000 son historia. Repasemos cómo era la vida antes del smartphone y las cosas que hemos dejado de hacer desde su aparición.

Llamar desde una cabina telefónica

 

Cabina de telwfono

Si tienes cierta edad, este dato hará que te sientas muy viejo: de acuerdo con el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el 88% de los españoles jamás ha utilizado una cabina telefónica. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que para tener intimidad bajabas a la calle con un par de monedas para llamar por teléfono a tu mejor amiga, o cuando los más jóvenes se divertían haciendo bromas e intentando llamar a “cobro revertido” en las clásicas cabinas que inundaban los barrios de nuestras ciudades.

Llevar un mapa en la guantera del coche

Mapacoche

¿Qué era lo primero que hacíamos hace dos décadas cuando salíamos de excursión? Sacar el mapa de la guantera del coche. Costaba desplegarlo y mucho más entenderlo, pero era la única ayuda con la que contábamos cuando queríamos explorar nuevos territorios. La vida antes del GPS.

Escuchar música en un walkman/discman

Walkman_2

Si los adolescentes de hoy en día se pasan el tiempo escuchando música a través de Spotify, los que ya tenemos unos años hacíamos lo propio con nuestro walkman, discman, radiocasete portátil y hasta nuestro Ipod. Qué tiempos aquellos en los que un teléfono solo servía para llamar y necesitabas otros aparatos electrónicos para escuchar música y/o hacer fotos. 

Comprar un despertador 

Despertador

Era uno de los regalos comodín para cumpleaños y comuniones. Y es que a todo el mundo le hacía falta un despertador y cuanto más original fuese, mucho mejor. Ahora como mucho cambiamos el tono del despertador del móvil de vez en cuando. Y si eso.

Hacer fotocopias

Fotocopias

Había colas en las universidades para hacer fotocopias de apuntes, libros y hasta de la hoja con los deberes que había entregado el profesor antes de las vacaciones. En la actualidad, aunque sigue habiendo quien prefiere el papel y continúa haciendo fotocopias, lo habitual es tomar una fotografía a lo que nos interesa y listo. 

Preguntar la hora a cualquier desconocido

Preguntar hora

Era una táctica de ligue, una forma de socializar y sobre todo una tabla de salvación cuando se te olvidaba el reloj en casa. Simplemente parabas a cualquier desconocido por la calle y le preguntabas la hora. En un mundo en el que todos vivimos pendientes de cada minuto, estas costumbres se echan de menos.

Usar el contestador

Contestador

Grabar un mensaje original para el contestador de tu casa y revisarlo constantemente nos hacía sentir como uno de los protagonistas de las series de TV. La mayoría de las veces ni la grabación era tan original como creíamos, ni recibíamos ningún mensaje en el contestador que no fuera de nuestra madre, pero al menos lo intentábamos.

Dejar recados al llamar a un teléfono fijo

Recado

“-Hola, José. Soy María, ¿está tu madre?.

-No, ha salido. ¿Le quieres dejar un recado?”.

Y acto seguido apuntabas el recado en esa libreta que siempre estaba pegada al teléfono fijo. Esta conversación formaba parte de la vida cotidiana de todas las familias. Pero en pleno siglo XXI, ¿quién va a querer dejar un recado cuando puede enviar un WhatsApp?

Llamar al telefonillo

Llamar timbre

Los padres lo odiaban porque siempre sonaba a la hora de la siesta, pero llamar al telefonillo era la manera en la que se relacionaba toda una generación. Si te aburrías, bajabas a la calle, ibas al portal en el que vivía tu amigo y le llamabas al telefonillo para que bajase a jugar contigo. Nada de mensajes o llamadas, directamente al timbre. Así no había forma de que nadie te engañase diciéndote que no estaba en casa.

Consultar la programación de la TV en el teletexto

Teletexto

“¿Qué harán hoy en la TV? Vamos a mirarlo en el teletexto”. Aunque esto ahora parezca de la época de Los Picapiedra, era otra rutina habitual hasta para consultar las últimas noticias si aún no era la hora del telediario. 

Revelar fotos

Revelar fotos

Nos hacíamos fotografías sin saber cómo saldríamos y pagábamos por revelarlas para ver resultados que, en la mayoría de casos, eran insatisfactorios. Eso sí que era vivir al limite. Por no hablar de los álbumes de fotos que inundaban todas las casas y con los que torturábamos a nuestros invitados. Ahora todo el mundo ha visto tu última foto en Instagram, no hace falta enseñársela. 

Ver la sección del tiempo en la TV 

Tiempo

La sección del tiempo en el informativo diario era sagrada. ¿Cómo íbamos a saber qué tiempo iba a hacer? No teníamos aplicaciones que nos señalasen las temperaturas en cada franja horaria. 

Consultar la guía telefónica

Guia telefono

¡La guía telefónica! Qué recuerdos… Cuando llegaba era todo un acontecimiento, nos poníamos a ver las novedades, a cotillear cuantas personas de la ciudad se apellidaban como nosotros y, por supuesto, a verificar que nuestro teléfono saliese bien. Y también la usábamos cuando necesitábamos un cerrajero o cualquier otro tipo de servicio porque Google, aunque pueda parecer imposible, no existía.

Quedar con tus amigos a una hora y en un sitio

Amigos quedada

Toda la pandilla sabía qué día se había quedado, a qué hora y dónde. Quien llegaba bien y quien no también. No había teléfonos a los que llamar para decir que estábamos esperando o que al final te había surgido un imprevisto. Qué locura, ¿verdad?

Enviar cartas 

Carta

Las llamadas eran caras y no había Internet, ni mucho menos tarifas móviles, así que si querías mantener el contacto con ese amigo que vivía en otra ciudad tenías que enviarle una carta en la que le contabas tus aventuras y desventuras y que casi siempre acababa con un PD: contéstame pronto. Tampoco había double checked para saber si nos había dejado en visto.

¿Y tú? ¿Qué otra rutina echas de menos de la vida antes del smartphone? ¡Cuéntanoslo por redes!

You Might Also Like